Zaragoza se recupera de la pandemia y mantiene buen nivel respecto a España en indicadores estratégicos

EstrategiaGeneralInforme de EbrópolisNoticiasObservatorio urbano
24 enero 2023

Zaragoza tiene, en general, un buen comportamiento respecto a España en sectores considerados estratégicos, de forma que continúan por encima de la media española en muchos indicadores. Esta es la fotografía de Zaragoza, su entorno, la provincia y Aragón que ofrece el último informe anual de indicadores realizado por el Observatorio Urbano de Ebrópolis, a través del análisis de un centenar y medio de datos. En ella, se puede observar que en 2021 comienza claramente la recuperación, pero todavía son visibles las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia; de hecho, Zaragoza y Aragón pierden peso en relación con la Unión Europea.

El Informe de Indicadores 2021 ha sido elaborado por el equipo técnico del Observatorio de Ebrópolis -en el que participan representantes de 10 entidades- para medir y evaluar con datos objetivos el avance de Zaragoza y los municipios de su entorno en relación con la Estrategia Zaragoza +20, la Agenda Urbana de Zaragoza y los ODS de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Está basado en los últimos datos oficiales disponibles para cada uno de los 150 indicadores analizados.

De acuerdo con el Informe, 55 indicadores estratégicos se encuentran en situación positiva, nueve indicadores mejoran su valoración respecto a un año antes (de negativa a alerta o de alerta a positiva) y otros siete la empeoran.

En Aragón, el grado de autoabastecimiento energético, la tasa de idoneidad de los estudiantes o la formación de adultos, la atención a la dependencia, así como diversos indicadores económicos -confianza empresarial o paro femenino- son los que experimentan la mejoría más destacada, que les permite ascender en el nivel de valoración. En el lado opuesto, dentro de la comunidad autónoma, se sitúan cuestiones como la tasa de víctimas de violencia de género, indicadores de pobreza y exclusión, como la carencia material severa o baja intensidad de trabajo, así como el gasto público en servicios sociales, que han empeorado en el último año.

Evolución por dimensiones de la estrategia de futuro

Entrando a analizar la evolución por dimensiones de la Estrategia Zaragoza +20, en general, destacan como positivos los mismos ámbitos del año anterior: medioambiental, especialmente los indicadores relativos a energías renovables, comercio exterior o el comportamiento del empleo, pero todavía hay un largo camino que recorrer en innovación o en aspectos concretos de pobreza y exclusión, otra de las consecuencias de la pandemia.

La cohesión y el equilibrio territorial en el entorno y los barrios de Zaragoza presenta una evolución positiva en la mayoría de sus indicadores. Las excepciones tienen que ver principalmente con el uso del transporte público urbano, que no ha recuperado los niveles prepandemia y que tiene que adaptarse a los nuevos escenarios de movilidad. Zaragoza sigue manteniendo un buen grado de compacidad y plurifuncionalidad, con una adecuada proximidad de los ciudadanos a equipamientos y servicios básicos.

En lo que respecta a Aragón, en el ámbito social, el informe refleja focos de alerta en indicadores relativos a la brecha de género (salarial, tasa de desempleo, pobreza o exclusión) o, en el caso de población extranjera, el desempleo o la distribución del alumnado.

Varios indicadores referidos a la desigualdad empeoran con respecto al año anterior e incluso cambian a una valoración más negativa, como las personas en riesgo de pobreza y exclusión social, ya que empeoran las que sufren carencia material severa y las que viven en hogares con baja intensidad en el trabajo en la comunidad autónoma.

En protección social a mayores, se destaca la necesidad de aumentar el gasto público en servicios sociales, que en el último año evoluciona negativamente dentro de una trayectoria ascendente y continúa por debajo de la media española. En Aragón, avanzan positivamente respecto al año anterior indicadores como la atención a la dependencia, el número de personas con derecho que no reciben prestación y, en Zaragoza, la cobertura asistencial tanto en centros residenciales como en ayuda a domicilio.

En materia de salud, el Observatorio alerta de nuevo sobre el insuficiente gasto sanitario en relación con el PIB de Aragón, que está por debajo de la media española pese al ascenso del último año. La mayoría de indicadores se mantiene en los niveles del informe anterior.

Por otro lado, la comunidad aragonesa continúa avanzando hacia un modelo energético más sostenible, con datos positivos en producción y consumo final bruto de energía renovable, potencia instalada procedente de renovables y el grado de autoabastecimiento energético; asimismo, en la provincia de Zaragoza se amplía el parque de turismos con distintivo medioambiental. Pero algunos indicadores ponen en evidencia el largo camino a recorrer todavía en Aragón, como el aumento en el consumo final de energía por habitante.

Como se destacaba en el informe anterior, en Zaragoza, el consumo doméstico de agua sigue siendo inferior a los registrados en Aragón y España, pese a repuntar en los últimos ejercicios. Además, la ciudad incrementa ligeramente el volumen de residuos recogidos selectivamente, llegando a los 53,5 kg por habitante al año.

Necesidad de mejorar en innovación

En materia de innovación, los últimos indicadores disponibles para Aragón continúan sin ser positivos y se debe progresar incrementando el gasto, tanto público como privado, en I+D+i. El informe del Observatorio constata el empeoramiento de la capacidad inventiva, la intensidad de la innovación o la actividad emprendedora.

La educación, por su parte, presenta avances en la mayoría de sus indicadores, aunque son numerosos los que están en situación de alerta y alguno en negativa, como el gasto público en educación, que sigue por debajo de la media española. Esta situación es más positiva en algunos indicadores referidos a la universidad y centros de investigación, con el único dato negativo de las empresas spin-off y start-up de Unizar. Por su parte, los relacionados con la cultura tienen amplio margen de mejora.

En el ámbito económico se refleja también la recuperación tras la pandemia en muchos de los indicadores, principalmente los relativos al turismo, como en Zaragoza capital cuya intensidad turística se encuentra en situación positiva, y la internacionalización de la economía, pero con la crisis el PIB de Aragón ha perdido peso respecto a la UE, aunque mantiene buen comportamiento en el contexto nacional.

En el ámbito de gobernanza multinivel y participación la situación es similar a la del año anterior, con una leve bajada de la tasa de asociacionismo y buenas puntuaciones en indicadores como participación en hermanamientos y redes de ciudades; a pesar de haberse estancado en el último año, sigue siendo muy positiva.

El Observatorio Urbano de Ebrópolis es un equipo de trabajo multidisciplinar formado por representantes técnicos de los socios fundadores junto con miembros de la oficina técnica de la asociación. Participan las siguientes entidades: Ayuntamiento de Zaragoza, Cámara de Zaragoza, CEOE Zaragoza, CC.OO Aragón, DPZ, Gobierno de Aragón, Ibercaja, Universidad de Zaragoza y GEOT de Unizar.

Comparte:

Volver